jueves, 6 de diciembre de 2018

CAZANDO MARIPOSAS


Como la niña boba que trata de cazar alguna mariposa..así me siento ahora mismo.

Desde que empezó el siglo XXI se habla de la seguridad del paciente, del informe del IOM del queso suizo, de la cultura de la culpa, de la cultura justa...y muchos creímos en eso, y descubrimos que sí que se cometían errores, y que se podían evitar y que todo iba a ser mejor, mucho mejor,
Pero el tiempo pasa, los discursos siguen, y las cosas no mejoran
En casi todo el mundo.
Porque quiero creer que si bien la perfección absoluta es imposible, deben existir países o instituciones donde las cosas sean mejores, solo que las noticias que nos llegan no son en absoluto buenas-
Y la realidad que nos rodea tampoco
Es necesario que diga lo que todos vemos? lo que todos vivimos como médicos o como pacientes?
Y me da pena, mucha pena, por los pacientes y por los colegas..los mas jóvenes que como he dicho alguna vez me han sorprendido muy gratamente por su empatía y capacidad..haciendo suplencias, esperando la oportunidad de un cargo fijo y un ingreso digno,por los mas veteranos,,algunos tan quemados que uno no puede enojarse con ellos por sus actitudes, otros mas enteros excelentes profesionales que aceleran su jubilación " "porque ya no aguanto mas" trabajo con grandes responsabilidades, sobrecargas de tareas dministrativas ,presiones institucionales, trabas en el escalafón...
Y la educacion profesional..se podrá  en algún momento actualizar el conocimiento de manera sencilla, asequible..Hoy día mas que nunca las cosas cambian tan rápidamente
Sin hablar del sacrificado personal de enfermería..algún día podrán vivir de un solo empleo? y podrán estudiar y perfeccionarse  e investigar como en otras partes del mundo

Y los pacientes..zonas en Montevideo que no tienen médicos, policlínicas que desaparecen..meses de espera para especialistas..tratamientos costosos fuera del alcance de las población...,sin hablar de las zonas rurales, de las ciudades del interior donde no hay centros especializados.

Confieso que me da tristeza hablar de la seguridad del paciente por una sencilla razón:

ya no creo en ella

No hay comentarios:

Publicar un comentario