jueves, 24 de octubre de 2013

Las bellas artes hacen mejores médicos -2

Los estudiantes de medicina transfieren  nuevas habilidades en la observación de las pinturas a sus pacientes


Compartimos este artículo que fue publicado en el último boletín de la IHI Open School y que está integrando un movimiento de renovación en la enseñanza de la medicina

¿Que tiene de particular que un grupo de estudiantes se reuna alrededor de un cuadro en el museo de Bellas Artes de Boston debatiendo sobre el profundo significado de unas ambiguas pinceladas?
Nada, excepto que el grupo comprende estudiantes de medicina de Harvard que se comprometen con el trabajo artístico para mejorar sus habilidades diagnósticas.
Forman parte de un curso electivo llamado Entrenando el ojo que pretende ayudar a los estudiantes a perfeccionar su capacidad de observación de modo tal que la puedan transferir al examen físico de los pacientes y a  mejorar la precisión diagnóstica.
Es un curso electivo de 10 semanas que comprende visitas a museos, talleres de diseño enseñanza clínica y contacto con pacientes internados en el hospital.
Los responsables del proyecto son dos médicos, los doctores Joel T.Katz y Sharam Kohshbin junto a la consejera de arte Alexa Miller ( en la foto) y la educadora del museo Michelle Grihe.
Los médicos jóvenes  necesitan una oportunidad para desarrollar habilidades y comprender realmente lo que es ver a un paciente-dice Miller.parte de eso lo da la práctica, pero es necesario tener la oportunidad de examinar sus propios sesgos y juicios.
Harvard no es la única universidad que ofrece estos cursos, Miller está también trabajando con la Boston University of Medicine, la University of South Florida el Carolinas Health System y otros hospitales con excelentes resultados.
En 2008 Sheila Naghshineh y su equipo publicaron un artículo en el Journal of General Internal Medicine en el que señalaban los resultados. 
Los estudiantes que habían participado de estos cursos hacían un 38% mas de observaciones que el resto de sus compañeros,
Dice Miller." las artes representan un espacio donde la ambiguedad existe de un modo seguro y positivo-.Nadie  sufre ni se está muriendo.
La incertidumbre es una parte muy auténtica en la vida real y en la solución de los problemas.Es bienvenida, valiosa e interesante en las situaciones artísticas"
Un estudiante afirma aprender a comunicar lo que vemos es extraordinariamente útil cuando debemos describir imágenes de una placa o una tomografía.
La relación entre ver arte y medicina no es explícita pero el paralelismos es claro.
Los estudiantes deben aprender a mirar cuidadosamente , objetivamente sin apresurarse a sacar conclusiones , a discutir diferentes opiniones  sin emitir juicios, a navegar  a través  de la incertidumbre,a trabajar en equipo para encontrar una verdad colectiva, encontrar y resolver un problema.
Un estudiante sostiene que las dificultades para describir y comprender la ambiguedad de una pintura son similares a la incertidumbre respecto a un diagnóstico.
Al inicio del curso están impacientes porque no hay una respuesta correcta de inmediato.
La experiencia con el arte enseña a tomar tiempo, desarrollar habilidades, recibir y dar ayuda a los pares y acostumbrase a trabajar en la incertidumbre.
A través de su organización Ars Practica  Miller aspira a llenar el hueco existente en la enseñanza médica.Con el método adecuado podremos resolver problemas viejos con ideas nuevas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada