jueves, 10 de marzo de 2016

Seamos sinceros...

Desde hace un par de años   se estan publicando     nuevamente artículos sobre el aumento de los errores médicos que los colocan como la tercera causa de muerte .
Tal parece que volvimos al año 2000 cuando la publicación de To err is human  desató el terremoto  en EEUU y Europa que poco después se instaló en nuestra tierra
Paradojalmente las instituciones, asociaciones,seminarios, cátedras,
congresos etc sobre la seguridad del paciente se multiplicaron hasta el infinito.
Han intervenido docentes de otras especialidades, se han implantado medidas, normas, practicas seguras que  de acuerdo a estas publicaciones no habrían  tenido mayor éxito.
Algunos países no evitan denunciar estos hechos, la prensa se encarga de difundirlos pero eso tampoco genera la solución.
Nunca me quedó muy claro si los encargados de proveer soluciones eran los mayores interesados: los  médicos, las enfermeras y los pacientes o iluminados especialistas que estaban a kilómetros de las trincheras...
Algunas de las medidas propuestas parecen diseñadas por extraterrestres que nunca estuvieron en la puerta de un hospital sobresaturado de pacientes, o en block quirúrgico donde falta todo,desde instrumentistas hasta hilos de sutura adecuados.
Como bien señaló Amalberti..las medidas diseñadas son para poner en práctica el martes de mañana(fijaos bien que no dijo el lunes)  cuando el hospital funciona a full.. (Tuesday paradigm)
Elementos tan importantes como prevenir el cansancio del medico o la enfermera no tuvieron una solución...la reducción de horas del residente fue un fracaso y ahora se quiere volver al antiguo régimen, Otras medidas salidas de la mente de un burócrata produjeron mas daño que el que se quería evitar como los  controles de la NPHS para la fijación de metas.
¿Cuales son las barreras al cambio?
Como siempre el dedo apunta al objetivo final de las instituciones:el equilibrio económico.No digo lucro, hay instituciones honestas que solo buscan un equilibrio, pero en países como EEUU(de donde vienen
paradojalmente todas las exhortaciones a mejorar la seguridad-y ahora calidad!) las aseguradoras son maquinas voraces que anteponen el lucro a la asistencia digna.Hace unos días leía que se esta reviendo  la indicación de TC a los niños..en nuestro pais un dolor abdominal se observa,en EEUU un dolor abdominal se pasa por la TC porque evita una internación hospitalaria,mucho mas costosa y se agrega un daño al paciente.
Por su parte hay sectores de la medicina que no quieren perder privilegios.
Como la gran mayoría de la literatura proviene de EEUU no tengo mas remedio que tomar algunos ejemplos de allá
Muchos incidentes se producen porque de noche y los fines de semana la asistencia de los pacientes queda en manos de residentes que no han completado su formación.Y eso no se ha modificado.Hace años, en una actividad de EMC presentamos el caso de Lewis Blackman un adolescente que murió por retraso de diagnostico de una complicación de una cirugía efectuada un viernes de mañana.
El niño agonizó durante todo el fin de semana porque los residentes no sabían lo que estaba pasando y no se animaban a molestar al cirujano.Y no es el único caso.
El hecho es que la historia despertó asombro y rechazo entre los cirujanos asistentes..estas cosas no pasaban acá!
¿Será  tan delirante pensar que la solución la encontremos nosotros mismos? 
Me respondo que si, que de buenas intenciones esta empedrado el camino al infierno, que no vamos a tener respaldo institucional
( faltaba mas!) y que las diferencias entre diferentes sectores e intereses lo harían imposible.
Y así estamos
PD la ilustracion correponde a la imagen que diseño Avery Codman por la que fue radiado del ambito médico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada