jueves, 6 de noviembre de 2014

Recuerdo de un blog anterior :a proposito de la jornada sobre mediacion propuesta por el Colegio Medico

Una pesadilla recurrente : verse sometido a una denuncia por mala praxis que termine en un juicio.
El juicio , amén  de la difusión mediática  que el caso reciba, implica  un  penoso y prolongado trámite ,   que requiere  asesoría legal   y conlleva  un severo desgaste emocional . 
Es resuelto por un juez, es decir  un no-médico,  asesorado con peritos, con el agravante de que el fallo puede ser influenciado por la llamada " alerta pública" que agrega un elemento subjetivo al proceso.
En este blog aspiro a transmitir la experiencia adquirida en los cursos que imparte CONAMED- Comisión Nacional de Arbitraje Médico de México . 

Confieso que antes de hacer el curso tenia una idea equivocada, pensando que se trataba solamente de una composición amigable entre las partes, con el sistema ganar-ganar, pero se trata de algo mucho mas importante.
De ninguna manera es una exposición exhaustiva, lo que llevaría muchas mas páginas y tiempo del que los lectores puedan disponer.
Un poco de historia
La CONAMED se inició en 1996, o sea cuatro años antes del informe del IOM  considerado  habitualmente como el jalón mas importante  en la historia de la seguridad del paciente.
Su objetivo: eliminar los juicios por mala praxis , mejorar la relación médico-paciente y trabajar en pos de la calidad de los servicios-
Sus inicios no fueron fáciles ya que primaba la desconfianza de los médicos que le atribuían un fin persecutorio y la de los pacientes.
Cito de manera textual lo que se expresa en las páginas de la historia de la institución:
Los usuarios que llegan a la última etapa del proceso arbitral médico están afectados por enfermedades graves o enfrentan procesos de duelo generalmente patológicos. Muestran un gran resentimiento y desconfianza no solo hacia el personal medico sino hacia la vida- Merced a esa desconfianza observable son refractarios no solo a la Comisión sino a las instituciones jurídicas. Enfrentan una conflictiva familiar, laboral y personal caracterizada por grandes cargas emotivas.
Necesitan urgentemente ser situados en su realidad pues a menudo han sido víctimas de abogados altamente beligerantes y como tales indiferentes a la problemática de sus clientes
La relación médico-paciente se encuentra especialmente deteriorada incluso a grado extremo(insultos, agresión)En algunos casos prevalecen expectativas infundadas en cuanto a lo esperable en los procesos jurídicos (ganancias económicas)
Desde sus inicios hasta la fecha a pesar de estas resistencias de las partes  la CONAMED ha ido ganando el respeto y la adhesión tanto de los profesionales como del público  y extiende su acción en los estados federados de México. 
Se trabaja permanentemente en todos los aspectos relacionados con la seguridad del paciente, mediante cursos, publicaciones y una acción de permanente vigilancia.
Es posiblemente la institución mas respetada y prestigiosa del país.
Es un orgáno desconcetrado de la Secretaria de Salud con plena autonomía técnica para emitir opiniones acuerdos y  laudos.
A quienes atiende
Médicos, odontólogos y profesionales de enfermería
Funciones
Además de prestar asesoramiento en diversos aspectos y orientar las gestiones se reconocen tres formas de resolución de conflictos
  • Conciliación: habitualmente se trata de reclamos menores, malentendidos en la relación medico paciente que se solucionan con adecuadas explicaciones.
  • Mediación: hay un diferendo que se soluciona con medidas que satisfacen a ambas partes ( p.e. un tratamiento odontológico incompleto)
  • Arbitraje  : cuando hay un reclamo por mala praxis
La CONAMED resuelve los casos en un plazo no mayor de 45 días, el trámite es gratuito, no  requiere  abogados, y es absolutamente confidencial.
El procedimiento puede ser comparado al antiguo protomedicato español, en el sentido que es un juicio emitido por los pares.
El personal encargado es rigurosamente seleccionado y consta de  médicos  formados en medicina legal y  médicos especialistas
.La valoración del acto médico es la clave del proceso y aquí conviene hacer unas importantes precisiones.
No solo hay que ser bueno, hay que demostrarlo
.La importancia de lo que escribimos.
Desde que iniciamos la carrera medica se nos advierte permanentemente la necesidad de llevar una correcta historia clínica, pero salvo excepciones parece que el ADN del médico tiene un gen que le impide escribir y documentar con precisión lo que hace.
En México la actividad médica está fuertemente regulada por leyes (Ley general de Salud), lo que en un principio fue resistido por los médicos
Estas leyes no se generaron  por el  capricho de algunos legisladores sino que fueron redactadas por los mas prestigiosos profesores del país.
Establecen entre otras cosas como debe ser redactado el expediente clínico, lo que incluye la historia clínica( en emergencia, en consultorio, en la hospitalización)  el consentimiento informado,  el egreso contra voluntad, la receta médica,la descripción operatoria etc.
No se aceptan tachaduras( las correcciones se efectúan al lado de la palabra equivocada que se cruza con una línea) no se aceptan  abreviaturas y deben ser firmadas con letra legible.Esto vale para los tratamientos médicos, odontológicos y anotaciones de enfermería.
 Algunas exigencias, a título de ejemplo:
La receta medica, no solo debe ser legible sino que debe indicar vía  de administración y duración del tratamiento.
La descripción operatoria debe ser exhaustiva:  términos como" apendicectomía  según técnica habitual " no se admiten
En el consentimiento informado debe constar entre otras cosas: el porqué de ese tratamiento y no otro, el costo económico si se hace en el sector privado.
En suma: la parte formal, documentada del acto medico es de la mayor importancia. Cuando el caso se eleva a la Comisión es lo primero que se solicita y analiza, de mas está decir lo negativo que resulta una documentación incompleta.
En segundo termino se analiza el procedimiento llevado a cabo
Si bien en ciertos casos los médicos se ven enfrentados a circunstancias imprevistas que   requieren soluciones inmediatas e irreversibles sin que haya una guía de como proceder, en la mayor parte de los casos hay procedimientos estipulados.



Se ha elaborado una Guía Maestra( en cuya confección trabajaron muchísimos destacados médicos) en la que se determinan las recomendaciones para casi 500 consultas,basadas en la medicina basada en la evidencia y en recomendaciones de expertos.
Se puede consultar en este link:
 linkhttp://www.cenetec.salud.gob.mx/interior/catalogoMaestroGPC.html

Por otra parte existen numerosas publicaciones "Recomendaciones " tanto para médicos como para el personal de enfermería con pautas de diagnostico, tratamiento, cuidados especiales y aspectos relacionados a la relación medico paciente.
Si la complejidad del caso lo amerita se busca la opinión de expertos especialmente calificados y se consulta con  la literatura médica existente al momento antes de expedir el laudo
Cabe  consignar que la concurrencia a la CONAMED es voluntaria, el medico no está obligado a ello, pero en este casos los demandantes suelen llevar el caso a tribunales.  Si el médico no está de acuerdo puede recurrir a la justicia para apelar el laudo(generalmente sin mayor éxito)
La responsabilidad no se limita al medico actuante, se tienen en cuenta las debilidades institucionales, ( falta de especialista, de insumos etc.)
En estos últimos años se ha visto que la gran mayoría de los casos se han fallado a favor de los médicos,  lo que estaría demostrando que uno de los objetivos de la CONAMED mejorar la seguridad del paciente  se ha cumplido.
Lo mas importante:
Durante el curso debimos analizar historias clínicas....es la mejor manera de reconocernos en los errores ajenos y aprender a no repetirlos..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada