sábado, 31 de mayo de 2014

El A, B, C y D de la dignidad del paciente


El doctor Harvey Max Chochinov es un reconocido Profesor de psiquiatría en la Universidad de Manitoba y Director de la Unidad de Investigación en Cuidados Paliativos de la misma Universidad Sus trabajos se han dirigido a definir las competencias esenciales en los cuidados en el final de la vida.
Hoy vamos a resumir uno de sus artículos, que casualmente será tratado en la Conferencia Latinoamericana del IHI Openschool y que pensamos es de interés para todos nosotros titulado

Dignidad y la esencia de la medicina : el ABCD del cuidado médico manteniendo la dignidad del paciente  BMJ 28 julio 2007


Un conocido escritor escribió elocuentemente sobre los aspectos psicológicos y espirituales al enfrentar las metástasis de un cáncer de próstata:"para el medico mi enfermedad en un incidente de rutina durante sus visitas mientras que para mí es la crisis de mi vida.Me sentiría mejor si hubiera un médico que por lo menos percibiera esta incongruencia..desearía que pudiera darme toda su atención una sola vez, conectar conmigo por un breve lapso, examinar mi alma así como mi cuerpo y acercarse a mi enfermedad ya que cada hombre esta enfermo en su propia manera"
Estas palabras señalan los costos y los riesgos que se sufren cuando uno se convierte en un paciente, en la adquirida vulnerabilidad y dependencia impuestas por los cambios en la salud.Sentirse enfermo es una cosa pero sentir que ya no somos la persona que una vez fuimos causa desesperación que afecta cuerpo mente y alma.
La pregunta es ¿como los médicos perciben la experiencia de ser un paciente y como este marco de referencia influye sobre la atención recibida?
Esto requiere definir el concepto de dignidad del paciente..tal como ellos perciben que son vistos. como una carga para otros, o como una enfermedad. 
Por el contrario el ser percibidos como las  personas que son  refuerza su sentido de dignidad.
No solo los pacientes al final de la vida han de ser tratados con respeto y compasión, esto  se aplica a todas las formas de practicar la medicina.
Imitando la mnemotecnia inglesa  del intensivismo A por vía área, B por breath, C por Circulation el autor propone otra alternativa...

Actitud-implica que el médico se cuestione sobre su actitud ante el paciente o sea la predisposición a comportarse de una manera determinada reaccionando ante el no como es sino como se le representa.El ejemplo mas común es el que se da cuando un médico malinterpreta los síntomas de un paciente psiquiatrico atribuyendolos a su patología o asume que el indigente que esta en coma es  porque se ha intoxicado con alcohol.Debe tenerse en cuenta que la imagen que el médico tiene del paciente se proyecta sobre este .
Las personas que son tratadas como si ya no importaran actuarán en consecuencia.
En Escandinavia se produjo un elevado número de suicidios en pacientes con cáncer terminal cuando se les dejaba de ofrecer tratamiento y contacto con el sistema de salud.
En suma: los pacientes miran a su médico como a un espejo, buscando una imagen positiva de sus personas y un permanente sentido de su  valor.

Conducta ( behaviour) Una vez que somos concientes de cuanto influimos en el bienestar del paciente los cambios de conducta se dan casi espontáneamente entablando contacto con interés, respeto y bondad sobre todo cuando ya no hay alternativas de curación
Pedir permiso antes de efectuar una examen clínico,con el cuidado y respeto que merece, nunca de prisa, contestar las preguntas del paciente y familiares aunque sean repetidas,mantener el diálogo prestando total atención,tener pequeños actos de bondad como comentar sobre algunos regalos, flores o fotografías..

Compasión- Trata de la profunda comprensión de los sufrimientos del otro acompañados de un intenso deseo de aliviarlos.Al igual que la empatía, que implica la identificación y  la comprensión de los sentimientos del otro,es algo que se siente, mas allá del reconocimiento intelectual.Para algunos la compasión es un sentimiento que fluye normalmente, para otros se puede ir desarrollando .
Para manifestarla puede bastar una mirada, un a mano posada en la espalda,en el brazo o en la mano, cualquier forma de comunicación hablada o implícita que reconozca al individuo mas allá de la enfermedad.

Diálogo-es posiblemente el aspecto más importante-La práctica de la medicina requiere el intercambio de una importante cantidad de información durante el cual se debe reconocer al individuo mas allá de la enfermedad que presenta y del impacto emocional que determina.Tratar a un paciente con artritis severa y no saber que es un músico, o tratar a una paciente con cancer avanzado de mama sin recordar que es el único sostén de dos hijos menores, o ignorar las convicciones religiosas de un paciente moribundo es el equivalente de andar en la oscuridad durante una intervención.

Conclusiones.Estas premisas debieran ser incorporadas a a la enseñanza de la medicina tanto en el pre como en el postgrado, extensivo a todas las especialidades así como a todas los profesionales dedicadas al cuidado de la salud.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada