domingo, 17 de mayo de 2015

David Hilfiker, segunda victima y algunas reflexiones.



El Dr. Hilfiker se hizo conocer ampliamente en el año 1983 cuando publicó un artículo en el NEJM titulado Facing our mistakes, (Enfrentando nuestros errores)

El articulo no esta en el sitio web de la revista, pero se accede a él gracias a que el autor la puso en la red.A continuación vamos a transcribir una nota que hizo Mark Frankel en The Tribune en octubre de 1986 titulada La curación de un sanadoren la que explica su trayectoria posterior.

“Un día en el otoño de 1983, el Dr. Arnold Reldam, editor del NEJM telefoneaba al dar David Hilfiker a propósito de un artículo que este le había enviado.


El artículo había recibido mucha atención y había sido circulado de oficina en oficina de la prestigiosa revista

Reldman trataba de ubicar a Hilfiker para pedirle que retirara el artículo porque consideraba que estaba a punto de arruinar su carrera. El artículo relataba sus errores médicos, admitía abiertamente que había provocado el aborto de un feto viable después de un error diagnóstico entre otros casos.
Detallaba el shock y los remordimientos que habían seguido
Como un profeta del Viejo Testamento este oscuro médico rural se había subido voluntariamente en la cima de la pirámide medica para confesar sus errores donde todos sus colegas podían verlo.

Pensé que se estaba exponiendo a una crítica muy severa, quería que pensara a lo que estaba haciendo antes de confesar unos errores que muchos médicos no hubieran querido difundir"
Hilfiker siguió adelante. El artículo Facing our mistakes se publicó a principios de 1984 e inmediatamente estalló la controversia.

Tal como se había previsto hubo cartas que criticaban la capacidad del autor, pero también hubo cartas de comprensión.
 Otros médicos relataban sus remordimientos, sus noches sin dormir, hubo muchas cartas que decían..Así es, gracias por ser franco

Pero la decisión de confesar sus errores fue solamente una etapa en la vida del Dr. Hilfiker que hasta entonces había vivido confortablemente como médico rural.
 Considerado un whistblower (un soplón,) relataba sus temores, frustraciones y presiones de la clase médica en artículos de revistas, conferencias, entrevistas en televisión y un libro Healing the wounds..

Despues de practicar la medicina durante siete años abandonó ejercicio de la profesión y se retiro a Finlandia, de donde era su esposa.
 Estuvo un año allí, y posteriormente decidió radicarse en una de las zonas más pobres de Washington atendiendo a los indigentes.
Unos años mas tarde encontró su trabajo ideal: una comunidad donde se atienden a los pacientes sin recursos en etapa terminal de sida y cáncer 
Un sitio de buen morir acompañado de una intensa espiritualidad. “

Ya no lucha contra la muerte, la acompaña en todo su trayecto

Este hecho me recuerda un articulo de Magdalena Muzsaslka segun el cual los medicos dedicados a los cuidados paliativos tiene menos stress que los anestesistas, cirujanos y medicos generales.
Sera que ya no intentan evitar la muerte?

El Dr Richard Smith, editor del BMJ dijo una vez
Cada doctor que practica la medicina ha cometido errores
Algunos son graves y le cuestan la vida al paciente
Es parte de ser un médico y no es para nada fácil
Esa parte dura de la medicina no es la que se enseña en la facultad, por el contrario

Desde la facultad y durante la residencia se trata de practicar la medicina sin error Es difícil confrontar al error ¿Como puede haber error sin negligencia? (Lucian Leape)

La enseñanza, transmitida por los grande profesores en clases magistrales conferían una aire de superioridad y omnipotencia que los estudiantes mirábamos con admiración

Lo que pretendo decir es que si la enseñanza de la medicina no contempla desde el inicio que los médicos podemos cometer errores, y enseñar a reconocerlos para evitarlos vamos a seguir teniéndole miedo a la palabra error, y seguiremos disimulando las fallas, a costa del sufrimiento de los pacientes y de las segundas víctimas.

Es necesario identificar las conductas de riesgo, los valores negativos del currículo oculto,reflexionar sobre las fallas en la atención, en la memoria, reconocer los mecanismos que llevan al error diagnóstico, aprender a escuchar al paciente y sus familiares…y aceptar que somos seres humanos y falibles..

Banja ha descripto los mecanismos por lo que tratamos de evadir la responsabilidad ante un error.
Ocultar el error
Reinterpretarlo:
  • Culpar a la víctima Ud debia habernos recordado que es alérgico a las sulfas !!!
  • Minimizar /racionalizar las repercusiones morales Bueno, el paciente se iba a morir de cualquier manera
  • Repriorizar La paciente no va a tener que preocuparse mas por su cáncer”
  • Reatribución de la causa: Después de todo quien sabe realmente lo que pasó. Si, se duplicó la dosis pero….
Banja considera que en la base de todo esta el narcisismo medico…no comparto totalmente esa idea.
Si bien existen personalidades narcisitas, la gran mayoría de los médicos que han cometido errores son buenas personas, dedicados por entero a sus pacientes y que cuando sucede un hecho adverso están desvastados.

Lo ideal sería que en la etapa formativa se reconozca nuestra falibilidad y se les de a los estudiantes las armas para reconocerlos y evitarlos

Es necesario identificar las conductas de riesgo, los valores negativos del currículo reflexionar sobre las fallas en la atención, en la memoria, reconocer los mecanismos que llevan al error diagnóstico, aprender a escuchar al paciente y sus familiares…y aceptar que somos seres humanos y falibles

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada